lunes, 9 de mayo de 2011

CONSCIENCIA/CONCIENCIA

La experiencia consciente es el resultado de una actividad global en la que se concatenan todos los sistemas cerebrales. Los sistemas sensoriales, con si función integrada con los sistemas motores, y los fenómenos de descarga corolario, interaccionan con los sistemas hipocampo/límbico, los ganglios de la base y el cerebro, dando lugar a una actividad que fundamenta la experiencia consciente. 


Pero aunque se hable de actividad global, la interacción entre los distintos sistemas cerebrales está determinada, como se ha dicho repetidamente, por la anatomía y las características neurobiológicas de los mismos. La globalidad funcional organizada en una <<escena global, consciente y unificada>>  se constituiría por la reentrada unificada de patrones funcionales locales. Este conjunto funcional constituiría un <<mapa global>> a partir de <<mapas locales>>. 


Los mapas locales se construirían a partir de la teoría del darwinismo neuronal. Para mantener su funcionalidad, el mapa global debe ser constantemente cambiante y por este motivo se podría hablar de un <<núcleo dinámico>> en el que únicamente grupos determinados de neuronas contribuirían a la creación emergente de la experiencia. El conjunto o núcleo de grupos neuronales participan en un instante de conciencia es sustituidos por un grupo subsiguiente, de ahí la idea de << núcleo dinámico>>. La propuesta de que se construye una arquitectura funcional más allá de los conceptos modulares, y que se establecen relaciones flexibles entre procesadores independientes ha sido formulada por una serie de autores que han usado conceptos distintos y términos como <<ejecutivo central>>, <<sistema supervisor atencional>>.


Esta visión de la conciencia fundamentada en redes cerebrales activadas en el paralelo se podría formalizar aun mas considerando que la información es inicialmente inconsciente. La información pasaría a ser consciente cuando la población neuronal que la representa fuera movilizada por procesos atencionales de amplificación de arriba- abajo (top-down), en un estado de actividad coherente a escala cerebral, que implicaría a muchas neuronas distribuidas a través del cerebro.



Tanto si se habla de un <<núcleo dinámico>>, como de un <<espacio de trabajo>>, el punto crucial es determinar que sistemas locales están abiertos y permiten que su contenido se a disponible para la interacción y creación del estado consciente. Las operaciones realizadas por componentes del sistema que no estén conectados con la generación del <<núcleo dinámico>>, quedarán fuera del acceso consciente. En este ámbito, los sistemas que no están conectados directamente con los generadores del <<núcleo dinámico>> no tiene acceso a la conciencia; éste sería el caso de los sistemas del tronco del encéfalo encargados del control de la tensión arterial, o los sistemas hipotalámicos encargados del control de la temperatura, o los sistemas de control automático de los movimientos oculares. Algunos sistemas inconscientes podrían ser influidos conscientemente como en el caso del biofeedback. Por otro lado, la separación de <<lo consciente>> y lo <<inconsciente>> no tiene una línea definida: considérense, por ejemplo los caso de visión ciega, de prosopagnosia, de desconexión callosa o de heminegligencia, por citar solamente unos cuantos, en los que es posible un procesamiento inconsciente, en los ámbitos perceptivo y semántico.



Los sistemas que contribuirían a la creación del núcleo dinámico, según el modelo de Tononi, serían fundamentalmente los tálamo-corticales. El sistema de los ganglios de la base se considera generador de rutinas a través de sus circuitos paralelos y polisinápticos. El cerebelo constituiría otro sistema generador de rutinas. Estas rutinas estarían activadas por el <<núcleo dinámico>>.
En la teoría del espacio del trabajo, existen cinco categorías que participan en el proceso consciente:
-Los circuitos perceptivos: informan del estado presente del medio.
-Los circuitos de la memoria a largo plazo: pueden restituir antiguos estados del espacio de trabajo.
Los circuitos de evaluación (atribuyen una valencia en función de experiencias previas).
Los circuitos atencionales de arriba- abajo: abren selectivamente los focos de interés.
La unión global de estos sistemas podría explicar la unidad subjetiva de la consciencia y daría lugar al sentimiento de que la conciencia se puede manipular conscientemente.
Con independencia de estudios experimentales cognitivos, electrofisiológicos o de neuroimagen, la patología cerebral permite disociar aspectos funcionales de las redes cerebrales y componentes locales.


La actividad consciente puede presentarse la ausencia de la actividad reentrante de un componente local, y estar igualmente unificada. Este es el caso ya citado de los fenómenos de anosognosia de la hemiplejia o de la ceguera. Por otro lado, la naturaleza compleja y permanente cambiante de un núcleo dinámico funcional, se puede plantear en los procesos de producción y de compresión del lenguaje.


Las descripciones fenomenológicas de la conciencia realizadas por William James (1890), han tenido un gran impacto en el pensamiento psicológico, neurofisiológico y neurocientífico en general. Los rasgos fundamentales de la conciencia –que fue igualada a pensamiento- definidos por James, son los siguientes:
-Subjetividad (la conciencia es personal y privada. Cada pensamiento es parte de una persona).
-Cambio (el pensamiento cambia constantemente).
-Continuidad (el pensamiento es continuo, sin saltos).
-Contenido (la conciencia es sobre algo, <siempre parece tener que ver con objetos, independientemente de ella misma>).
A partir de las finales ideas de James, se puede considerar que la conciencia tiene tres propiedades fundamentales:
-Privacidad: es propia de un sujeto, de un <yo> personal construido por memorias biográficas.
-Integración o unidad, es decir, que no se puede descomponer en fragmentos (es más que la suma de partes).
-Diferenciación o <informatividad>: los contenidos son concretos, coherentes, con un significado, al igual que los significados de las palabras, o la percepción visual.



Aunque el contenido de conciencia puede ser relativamente pasivo y basado en estímulos sensoriales, además pueden existir contenidos de conciencia basados en un esfuerzo deliberado y ser el resultado emergente de procesos atencionales. A pesar de la importancia de la importancia de los procesos perceptivos, no es menos cierto que desde la organización metamérica de la médula espinal hasta las estructuras del tronco del encéfalo y la corteza, la percepción está conectada con la acción. Incluso la observación de acciones o la percepción de palabras activan los sistemas motores, como ya se ha visto anteriormente.

La unidad de conciencia y su coherencia se relacionan con el concepto de <capacidad limitada>.
Este concepto se relaciona con la capacidad limitada de la memoria de trabajo o la atención dividida.
En neurología los fenómenos de la negligencia espacial, de la anosognosia de la hemiplejia o de la ceguera, o las conductas observada en casos de callosotomías, ponen de manifiesto que el cerebro lesionado unifica y da coherencia a las videncias del paciente, dejando “agujeros” de conciencia. En estos casos el sistema lesionado ha realizado una “resíntesis” o reunificación de la conciencia. El paciente con anosognosia sobre su nueva y personal coherencia unificada.



El tema de la informatividad es importante ya que implica una <reducción de incertidumbre>, en el sentido de que un contenido descarta otros contenidos. Esta informatividad puede proceder de lis estímulos sensoriales que llegan en un momento dado (llegan unos estímulos y no otros), pero también puede proceder del propio estado de conciencia. El caso de la esquizofrenia y las alucinaciones son un ejemplo claro de este aspecto.
En una actualización de las características de la conciencia y la necesidad especifica de establece explicaciones teóricas de las mismas, se ha establecido un esquema actualizado del modelo de Edelman. Estas características actualizadas, son trece, y se presentan a continuación:
1.-La conciencia se acompaña de una actividad eléctrica cerebral rápida, irregular, y de baja amplitud.
2.- La conciencia se asocia a una actividad dentro del complejo tálamo-cortical (el <<núcleo dinámico dinámico>>, que es modulada por la actividad de zonas subcorticales).
3.-La conciencia implica una actividad cortical distribuida que se relaciona con los contenidos subcorticales.
4.-Las escenas conscientes son unitarias.
5.-Las escenas conscientes acontecen de forma sensoriada; únicamente se experimenta una escena consciente a la vez.
6.-Las escenas conscientes son metatestables y reflejan discriminaciones rápidamente adaptativas en la percepción rápidamente adaptativas en la percepción y la memoria. De acuerdo con la teoría de la selección de grupos neuronales, los qualia son discriminaciones condicionadas por la actividad nerviosa subyacente.
7.-Las escenas conscientes implican una gama amplia de contenidos y una unión sensorial multimodal.
8.-Las escenas conscientes tienen una estructura de foco/periferia; los contenidos conscientes focales son modulados por la atención.
9.-La conciencia es subjetiva y privada, y con frecuencia se atribuye a un <yo> que la experimienta.
10.-La experiencia consciente es comunicable en los humanos, tanto verbalmente como no verbalmente.
11.- La conciencia acompaña a varias formas de aprendizaje. Incluso el aprendizaje implícito, inicialmente requiere la conciencia de los estímulos de los cuales se desarrollan inconscientemente regularidades.
12.-Las escenas conscientes tienen un carácter alocéntrico.
13.-La conciencia es un aspecto necesario de la toma de decisiones y de la planificación adaptativa.


El tema de las bases biológicas de las funciones cognitivas y de la conciencia es el más atrayente y a su vez el más complejo, difícil y frustrante. Es un tema en el que interaccionan, entre otras ramas del saber, la psicología, las neurociencias y la filosofía.
El tema de la conciencia está repleto de sus propuestas, con ideas brillantes en aspectos parciales del problema, con errores y con falacias. Incluso aportaciones como la de Damasio.



FUNDAMENTOS NEUROBIOLOGICOS DE LA CONCIENCIA
La conciencia se fundamenta en el trabajo conjunto y sincrónico de redes neuronales. El modelo de la semántica relacionada con los objetos percibidos, las palabras oídas, o la manipulación de objetos es, a menor escala el esquema sobre el que se fundamenta la concepción neurobiológica de la conciencia. Las tres observaciones empíricas que debería incorporar una teoría de la conciencia, son las siguientes:
-Reconocer que una gran cantidad de procesamiento se realiza sin conciencia.
-Tener en cuenta que la atención es una prerrequisito de la conciencia.
-Considerar que la conciencia se requiere en algunas tareas cognitivas específicas, incluyendo aquellas que requieren el mantenimiento duradero de la información, nuevas combinaciones de operaciones, o la generación de conductas intencionales.


PRINCIPIOS BASICOS
Por un lado, la integración y la diferenciación funcional del sistema nervioso fueron plateados por Vigoski y Luris, por otro lado, las consideraciones de los apartados anteriores de relacionan con la formulación de tres principios básicos sobre la conciencia por Edelman y Tononi:
-La experiencia consciente se fundamenta en la actividad simultánea de grupos neuronales distribuidos en distintos lugares del cerebro, Este principio está de acuerdo con la teoría de los sistemas funcionales complejos.
-Para establecer la conciencia se requiere interacción rápida y reciproca de grandes grupos neuronales a través de los procesos denominados <reentrada>. Si se bloquean componentes de estos conjuntos neuronales, pueden  desaparecer sectores de la conciencia, puede dividiré o reducirse.
-Los patrones de actividad de los grupos de neuronas que fundamentan la experiencia consciente deben estar cambiando constantemente y ser suficientemente diferenciados uno de otros, Las descargas sincrónicas de amplios grupos de neuronas dan lugar a alteraciones o a la perdida de conciencia (caso de epilepsia o del sueño).


CONCIENCIA Y “CONSCIENCIA”
El uso legítimo de la palabra Conciencia  incluye en español las dos acepciones que le dio Santo Tomás al decir “lo que nos permite RECONOCER  si hicimos algo o no lo hicimos, y ATESTIGUAR si lo que hicimos es bueno o malo”, acepciones que en alemán se distinguen con dos palabras diferentes, GEWISSEN y BEWUSSTSEIN, y en inglés con otras dos, CONSCIENTE Y CONSCIOUSNESS.



Delimitado, sin embargo, como lo está el sentido de ambas acepciones por la psicofísica moderna –que asigna a las funciones del Consciente la propiedad de RECONOCER, y a las funciones de la conciencia la de ATESTIGUAR -, se presenta a confusión el uso de la misma palabra para expresar los dos términos, y haciéndose necesario establecer una separación entre lo que hay de inteligente y lo que hay de moral en un acto, comenzó a emplearse la palabra Consciencia para distinguir lo primero, y Conciencia para lo segundo.

El significado de de Consciente, según la Academia es “lo que siente, piensa, quiere y obra con cabal conocimiento y plena posesión de sí mismo”, y el que concede a Conciencia, que según la misma Academia es el “conocimiento  interior del bien que debemos hacer y del mal que debemos evitar”. 

ESTADOS ALTERADOS DE CONSCIENCIA POR DROGAS PSICOSIS Y DEMENCIA
Un estado alterado de consciencia describe los cambios en los estados mentales de la persona, la mayoría de las veces es de naturaleza temporal.
La alteración de la consciencia aparece en la mayoría de los problemas psiquiátricos y en una innumerable razón de problemas médicos. En un estado normal, la consciencia permite a la persona dar una respuesta apropiada a los estímulos sensitiva y sensorial. Notablemente a las más complejas: los estímulos verbales y las espaciales. Difiere de la vigilia, en esta depende tan solo del sistema reticulado y que la vigilia, es la capacidad del sistema nervioso de adaptarse a una situación nueva.
Los factores que causan esto son por ejemplo: traumas, accidentes cardiovasculares, drogas entre otras.

Hay distintos tipos de drogas que alteran del estado de la conciencia entre ellas se encuentran las drogas psicoactivas, estas influyen en nuestras emociones, las percepciones  y el comportamiento . Las drogas adictivas producen una dependencia biológica y psicológica en el usuario y en la que la abstinencia conduce a un anhelo por la droga y en algunos casos puede ser irresistible.



A continuación están algunas drogas y sus alteraciones:

Estimulantes:
Los estimulantes son drogas que afectan el sistema nervioso central y provocan un aumento en el ritmo cardiaco de la presión arterial y de la tensión muscular. Por ejemplo: La cafeína, esta aumenta la capacidad de atención y disminuye el tiempo de reacción, si dejan de consumir café pueden experimentar jaquecas o depresión. Otro estimulante común es la nicotina que está en el tabaco además es adictiva, por esto produce cierto placer a quienes los usan.



La cocaína
Cuando se consumen cantidades pequeñas produce sensaciones de profundo bienestar psicológico aumento de confianza y estado de alerta, la cocaína produce un viaje por el neurotransmisor denominado dopamina, la dopamina es una de las sustancias químicas que transmiten mensajes entre las neuronas relacionadas con sentimientos ordinarios de placer.


Anfetaminas
Son estimulantes poderosos que producen una sensación de energía y alerta, aumento de confianza y una estado de ánimo elevado, reducen la fatiga y aumenta la concentración, también provocan pérdida del apetito y aumento de la ansiedad y de la irritabilidad.


Calmantes
Drogas que ponen lento el sistema nervioso, provocan sentimientos de intoxicación euforia y gozo.


Alcohol
Él más común de los calmantes es el alcohol es la droga consumida por la mayoría de las personas, aunque el alcohol es un calmante, la mayoría de las personas aseguran que aumenta su sociabilidad y bienestar, la discrepancia entre los efectos reales y los percibidos obedece a los efectos iniciales que produce en la mayoría de los usuarios, liberación de la tensión, sentimientos de felicidad y perdida de inhibiciones

Narcóticos
Drogas que aumentan el relajamiento alivian el dolor y la ansiedad, los dos más poderosos son la morfina y la heroína, se obtienen de la amapola.

PSICOSIS

La psicosis es un término utilizado en la psicología para referirse a un estado mental descrito como una pérdida de contacto con la realidad. A las personas que lo padecen se les llama psicóticas.
Las personas que experimentan psicosis pueden presentar grandes alucinaciones o delirios y pueden empezar a tener cambios en su personalidad y muy notables pensamientos desorganizados. Estos síntomas pueden ser acompañados por un comportamiento inusual o extraño, así como por dificultad para interactuar socialmente e incapacidad para llevar a cabo actividades de la vida cotidiana.
Una amplia variedad de elementos del sistema nervioso, tanto orgánicos como funcionales, pueden causar una reacción psicótica. Esto ha llevado a la creencia que la psicosis es como la más moderna de las enfermedades mentales, un indicador serio pero no específico.[][] Sin embargo, muchas personas tienen experiencias inusuales y de distorsión de la realidad en algún momento de sus vidas, sin volverse discapacitadas o ni siquiera angustiadas por estas experiencias.

Los siguientes son síntomas que sugieren la presencia de un trastorno de tipo psicótico:
  • Cambios bruscos y profundos de la conducta.
  • Replegarse sobre sí mismo, sin hablar con nadie.
  • Creer sin motivos que la gente le observa, habla de él o trama algo contra él.
  • Hablar a solas creyendo tener un interlocutor, oír voces, tener visiones sin que existan estímulos.
  • Tener períodos de confusión mental o pérdida de la memoria.
  • Experimentar sentimientos de culpabilidad, fracaso, depresión.
 DEMENCIA


Es la pérdida progresiva de las funciones cognitivas, debido a daños o desórdenes cerebrales más allá de todo al envejecimiento normal. Esta alteración cognitiva provoca incapacidad para la realización de las actividades de la vida diaria. Los déficits cognitivos pueden afectar a cualquiera de las funciones cerebrales particularmente las áreas de la memoria, el lenguaje, la atención y las funciones ejecutivas como la resolución de problemas o la inhibición de respuestas.
Los dementes según avanza la enfermedad pueden mostrar también rasgos psicóticos, depresivos y delirios. Dentro de los síntomas conductuales los primeros hallazgos consisten en cambios de personalidad o de conducta leves, que posteriormente se hacen más evidentes con cuadros de delirio o alucinaciones. Los dementes suelen experimentar cuadros de confusión al ser hospitalizados o secundarios a otras enfermedades como infecciones o alteraciones metabólicas.
La demencia puede afectar el lenguaje, la comprensión, habilidades motoras, memoria de corto plazo, la capacidad de identificar elementos de uso cotidiano, el tiempo de reacción, rasgos de la personalidad y funciones ejecutivas.
Aunque la alteración de la memoria pueda, en una minoría de casos, no ser un síntoma inicialmente dominante, es la alteración típica de la actividad cognitiva en las demencias, sobre todo para la más frecuente que es la Enfermedad de Alzheimer, y su presencia es condición esencial para considerar su diagnóstico


Tipos de demencia
Los tipos más comunes son:
Degenerativas o Primarias:
Secundarias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada